Una vez más los científicos le dan el crédito a Dios sobre la creación, y es que es algo que no se puede negar antes los ojos del mundo; un científico no cristiano ha declarado que hay un “diseñador inteligente detrás de nuestra creación”.

Stephen Meyer, quien es un geofísico y autor del best seller “Darwin’s Doubt”, dice que el estudio de los orígenes del universo puede hacer su cierre de ciclo con las afirmaciones creacionistas y que la teoría de Darwin no explica realmente que sucedió al principio del mundo, “¿cómo comenzó realmente la vida?”, pregunta Meyer.

Muy a menudo se cree que Darwin es un enemigo del Dios creador pero para este estudioso es una oportunidad de investigación sobre la vida con mucho rigor e integridad, con sus análisis llegó a la conclusión de que el razonamiento era lo que dominaba el criterio de Darwin, “Es posible formular un caso para el diseño inteligente de una manera estrictamente científica. Cuando pensamos en el origen de la información, siempre surge de una fuente inteligente”, dijo Meyer.

“Ya sea un proceso,  ya sea una inscripción jeroglífica, un párrafo en un libro o información incrustada en una señal de radio, cada vez que encuentre información, la rastree hasta su origen”, explica.

Según sus investigaciones sobre el método darwiniano llegó a una conclusión importante, y es que la creación está sujeta a un “diseño inteligente”, que no es más que el que Dios hizo en el principio al dar vida; y aunque hasta los mismos cristianos tienen dudas sobre la creación, este geofísico dice que esta teoría “inteligente” no puede ser refutada.

“Tendría que encontrar un proceso no dirigido que fuera capaz de producir información más allá de un umbral que hemos definido matemáticamente y esto implicaría información que surgirá por casualidad, basada en los recursos probables del universo”, dice.

“La inteligencia es capaz de generar la cantidad de información necesaria para estos grandes saltos de complejidad biológica en la historia de la vida”, explica, afirmando que esta inteligencia proviene de Dios.

Fuente: Biblia Todo