Michael Pratts nos comparte su más reciente sencillo “El Nazareno”, el cual será presentado este 17 de junio en todas las plataformas digitales.

“El Nazareno” nace después de que Michael tomara la decisión de mudarse a los Estados Unidos, decisión que llevaba consigo muchos retos, dentro de los cuales estaba el tener que adaptarse a nuevos estilos de vida, pero sobre todo dejar atrás relaciones que no favorecían del todo su ministerio. Desprenderse de algunas personas tal vez pudo resultar complicado, sin embargo, el comprendió que era necesario concluir un capítulo en su vida para poder así dar vuelta a la siguiente página, a donde Dios quería llevarlo.

“Tuve que salir de la vuelta, y entrar por la puerta,
frente al espejo siendo transformado
a cara descubierta”. -Michael Pratts.

Su producción y masterización estuvieron a cargo del productor Freddy Nocturno en colaboración con Gil Hernández. 

Sobre Michael Pratts

Michael además de ser cantante también es compositor y productor musical. Nació en Manatí, Puerto Rico, actualmente radica en el estado de Maryland junto a su esposa Alexandra Pratts.

Siempre se sintió atraído por la música, pero fue hasta los 18 años de edad que comenzó a dar sus primeros pasos como artista. Hasta el momento Michael ha participado en más de una docena de producciones musicales, logrando colaborar con artistas locales e internacionales. La música lo ha llevado a países como Colombia, Argentina, Guatemala, Bolivia, Ecuador, México, República Dominicana y Estados Unidos. Michael se ha destacado como compositor, ya que ha escrito temas para varios artistas como Manny Montes, Omy Alka, Zetty, Divino, J. King y Farruko.

Con su música Michael quiere llevar esperanza a cada rincón del mundo y dejar saber a las personas qué hay una respuesta para cada situación que experimentan en su diario vivir, la respuesta es Jesús. Esta fue la razón por la cual eligió hacer música cristiana, el entendió que la música es el vehículo que puede utilizar para hablar a otros acerca de su fe en Cristo.

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta
de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.”

1 corintios 3:18

Fuente: Altar 7